Este 7 de junio se cumplió el aniversario 61 de la muerte de Alan Turing, un genio que fue víctima de la intolerancia de los necios de su época.

En la sociedad británica del tiempo en el que le tocó vivir eran fuertemente penadas las relaciones homeróticas. Y fue justamente la sentencia de la terapia de castración hormonal a la que fue sometido lo que indujo al fin de su vida con apenas 41 años de edad. Fueron 49 mil los sentenciados como él. Y solo en el tardío 2013 la reina Isabell II emitió un perdón por la injusticia de tal condena. ¿Y los restantes 48 999? Nada se dijo sobre ellos.

Claro, Turing es considerado hoy como uno de los padres de la computación y la inteligencia artificial, y como es costumbre entre los políticos, más vale cobijarse bajo la sombra de un gran y venerado árbol. Sus aportes a la ciencia son venerados en el mundo académico. ¿Estás disfrutando ahora mismo de tu computadora? Bueno, dale las gracias a él.

Aún por estos días es reciente el estreno de la película “The Imitation Game”, del director Morten Tyldum y con el protagónico de Benedict Cumberbatch, la cual recrea pasajes de la vida de Turing durante la II Guerra Mundial en el proyecto secreto que tenía como finalidad descifrar la máquina codificadora de los nazis. El final nos muestra cómo pereció este ilustre hombre a manos de aquellos que no comprendieron el valor de su trabajo y que solo supieron ver las “sombras de sus indecentes preferencias sexuales”.

La vida de Alan Turing fue una clara lección para la humanidad entera. Fue la muestra evidente de lo que sucede cuando nos dominan los monstruos de la intolerancia, el odio, la violencia y la ignorancia. No podemos seguir permitiendo que se apropien del poder aquellos que encarnan los antivalores de la sociedad humana. Tenemos que hacer espacio para el libre desenvolvimiento de preclaras mentes que, como las de Turing, son motivo de orgullo y Luz para toda la humanidad.

Andrey V. Ruslanov / 7.junio.2015

Leer más: http://bajolaestrella.webnode.es/products/homenaje-a-alan-turing/