La Homosexualidad no es más que un constructo artificial creado por la sociedad moderna a fin de controlar nuestras almas, en su afán constante de clasificarlo todo y separarlo en compartimentos estancos. La ciencia y la vida misma han demostrado que todos los seres humanos estamos preparados para amar y tener relaciones sexuales con otro ser humano sin importar su color de piel, origen social o el sexo que posea. Y es justamente en esas dos expresiones de la naturaleza humana (lo sublime del Amor y lo carnal de lo Sexual) donde nuestra especie puede alcanzar mayores grados de libertad, pero aún así insistimos en reprimirnos y esclavizarnos a nosotros mismos.

Es creciente la tendencia a nivel mundial donde el movimiento “homosexual” (dentro de otro más grande denominado LGTBI…) va ganando espacio en sus respectivas sociedades a fin de obtener la aceptación de estas, a través de la apertura del sistema moral y la aprobación de determinadas leyes (matrimonio, edad de consenso, derechos cívicos, etc.). Cada día son más los que se unen a las marchas del llamado “Orgullo Gay” o desafían a los “homófobos” besándose o tomándose de la mano en lugares públicos.

Los ejemplos sobran, pero ¿se han preguntado realmente esos
entusiastas de la mal llamada homosexualidad qué son ellos? ¿Se han detenido a reflexionar en qué carro se han montado?…

Leer más: http://bajolaestrella.webnode.es/products/la-homosexualidad-no-existe-parte-i/