Buscar

Bajo La Estrella

Blog de Andrey VR

mes

septiembre 2015

La nueva táctica de EEUU hacia Cuba

Medios de comunicación y público en general de todo el mundo fueron tomados por sorpresa el 17 de diciembre de 2014 con el comunicado conjunto de los presidentes de Cuba, Raúl Castro y de EEUU, Barack Obama donde anunciaban el intercambio de prisioneros y el
restablecimiento de las relaciones diplomáticas, rotas desde 1961.

En el país caribeño la prensa oficial se esmeró en retratar el júbilo popular, haciendo más énfasis en la liberación de los 5
antiterroristas y menos en el relanzamiento del diálogo con
Washington. Sin embargo, otros medios de la prensa mundial destacaron la cautela con que se tomó lo noticia por parte de los cubanos.

Y es natural que así fuera, luego de más de cincuenta años de hostilidad y recelo ante el enemigo del norte, Cuba ha parido y criado a sus hijos con una visión crítica y privada de ilusiones respecto a todo el quehacer de los yanquis. Ello no se ha basado en una retórica estatal o doctrina militar, sino en hechos que la población isleña ha podido comprobar durante siglos. ¿Cómo creerse entonces que de buenas a primeras, y con toda bondad, los EEUU decidan retomar los vínculos con Cuba sin coste alguno?

Quien haya escuchado el discurso de Obama y leído la declaración de prensa de la Casa Blanca ese mismo día puede comprobar, sin necesidad de lecturas entre líneas, que el presidente de EEUU solo cambió la táctica en el enfrentamiento al gobierno comunista que lo ha desafiado a solo 90 millas de sus costas y no ha logrado derrocar. En cambio, la estrategia sigue siendo la misma: “promover la democracia y nuestros valores”, dijo Obama.
El gobierno norteamericano no cambió su parecer respecto al comunismo y la revolución cubana. La sed imperial que viene deseando a esta isla desde antes que EEUU fuera un país será difícil de saciar.

El cambio consiste en pasar de la confrontación directa a la guerra no convencional. En los últimos años Washington ha ganado mucha experiencia en eso. El bloqueo falló, lo saben bien. Los cubanos han sabido unirse y legitimar a su gobierno, al tiempo que los intentos de espionaje, sabotaje y cerco no han funcionado. Cuba, con su prédica socialista, revolucionaria e internacionalista, llevando médicos y maestros al mundo entero ha sabido ganarse el amor, reconocimiento y respaldo de los pueblos de este planeta. Mientras que los
norteamericanos se ven cada vez más aislados.

Una prueba de ello es el devenir de los gobiernos de América Latina, quienes han seguido el ejemplo de La Habana y hoy la defienden incondicionalmente en todos sus foros de integración. El último caso, y que sería el colofón de esta situación, fue la advertencia de muchos de estos gobierno progresistas en exigir la presencia de Cuba en la Cumbre de las Américas celebrada en Panamá en abril de este 2015. La presión diplomática fue muy fuerte y sin dudas empujó en buena medida a que Obama diera este último paso. Al final ambos madatarios se reunieron allí y estrecharon sus manos.

La nueva lucha

Desde el mismo momento que se pongan en marcha las medidas anunciadas por Obama, sin que deje siquiera de funcionar el bloqueo, los cubanos caerán bruscamente en un escenario totalmente distinto, en el que la mayoría de ellos jamás ha experimentado. Con la súbita llegada de miles (o millones) de turistas estadounidenses a la Isla, verdaderos embajadores de los valores norteamericanos, como señalara Obama, el choque ideológico será inminente. La cultura del consumismos, el poder adquisitivo, el estilo de vida y el ego imperial ahogarán a este pueblo humilde que solo conoce la resistencia y la abstinencia. Obama no pudo ser más inteligente. Muchos proclaman que Cuba triunfó en su resistencia ante el bloqueo al hacer que EEUU comenzara su repliegue, pero lo cierto es que ha sucedido todo lo contrario. EEUU ganó, o está por ganar. Casi sesenta años de lucha constante y vida de trincheras ha agotado a los cubanos. Es un proceso lento y muchas veces no se siente. La guerra de zapa y la industria cultural del imperio esparcida por el mundo entero han hecho que se siembre fuertemente en el inconsciente de este pequeño país el descrédito y la ausencia de un proyecto de vida nacional. (…)

LEER MÁS EN: http://bajolaestrella.webnode.es/products/la-nueva-tactica-de-eeuu-hacia-cuba/

Andrey V. Ruslanov / 29.septiembre.2015

El Papa comunista en la Isla de la Libertad

Dicen que la bienvenida en La Habana fue tan solemne como la que le dieron los cubanos a Leonid Brezhnev en la década de los ´70. Por supuesto, no fue tan grande y glamurosa como la del líder soviético, pero sin dudas la llegada del Pope Francis a la capital de la Isla de la Libertad ha sido todo un acontecimiento en el mundo mediático.

Claro, por muchas que sean las misas a las que Raúl Castro asista es evidente que todo se trata de un gran show político de ambas partes. Y todo ello facilitado por la intervención del Vaticano en el inicio de la normalización de las relaciones diplomáticas entre Cuba y EE.UU. Al Pope Francis le interesa lo que a todos los suyos: expandir el imperio católico a la mayor cantidad de lugares posibles en este mundo. A Castro, que su país salga del atolladero económico en el que se encuentra. Y a Obama, bueno, él mismo lo ha dicho: “llevar a los cubanos el ejemplo de la democracia y los valores norteamericanos”. ¿Alguien no lo ve? A mí me queda claro: una forma más inteligente de acabar con la Revolución Cubana. ¿Al Vaticano le interesa la Revolución? ¿Y a Castro?… él piensa que podrán contra la ola de turistas-embajadores que como tsunami se precipitarán de pronto contra la Isla. Como dijera el vicepresidente de la Duma Estatal Rusa: “los norteamericanos matarán a la revolución cubana con un gran y caluroso abrazo”.

No obstante, en la Isla de la Libertad, como en gran parte de la América Latina progresista, el Pope Francis se ha ganado la simpatía de muchos. Hasta en EE.UU. le llama “el papa comunista” por sus atrevidos comentarios. ¿Y a qué se debe este inesperado libertinaje del sumo pontífice? Ya muchas bocas anuncian que la Iglesia Católica se reforma, y que este papa latinoamericano lleva a su interior los aires progresista de su tierra natal. ¿Alguien se lo cree?

Si el Vaticano ha retenido el poder durante tantos miles de años no ha sido casual. Ellos han sabido reformarse en cada momento que lo han necesitado, o al menos eso han hecho creer al resto del mundo. Y esta vez, cuando en las últimas décadas han sido muy frecuentes los escándalos que sacudieran a la santa sede, la curia papal tuvo que elegir a uno que refrescara el maltratado rostro del cristianismo occidental.

De esta forma es que vemos y escuchamos a un Pope muy atrevido, que bendice a los pecadores, a los divorciados y coquetea con la mal llamada comunidad LGTB. Sus discursos son muy altisonantes, y muchos de los que una vez se decepcionaron de la Iglesia ven ahora con esperanza su oportunidad de regresar, mientras los indecisos y los ateos se asoman con curiosidad a las misas.

Mas, todo se queda allí, en las atípicas misas y en los discursos. La Iglesia Católica jamás se reformará como los ilusos de los medios de comunicación piensan. Ello implicaría su propia destrucción. Hasta ahora no se ha emitido ninguna curia papal donde se decrete que el aborto ya no es un pecado, que divorciarse no van contra las leyes de dios, que la “homosexualidad” no es una aberración demoníaca, o que desde ahora los millones que se gastan los curas del Vaticano en sus lujosos estilos de vida serán destinados a los pobres que tanto dicen ayudar. Todo sigue como antes, y así seguirá. La retórica del Pope Francis solo es una forma sádica de aprovecharse del desconsuelo de los millones de desamparados que existen en este planeta. Ellos les robaron la fe y ahora proclaman devolvérsela…
(…)

LEER MÁS SOBRE ESTE POST:

http://bajolaestrella.webnode.es/products/el-papa-comunista-en-la-isla-de-la-libertad/

Andrey V. Ruslanov / 22.julio.2015

El secreto del cristianismo. Parte 2

“La religión nunca podrá reformar a la humanidad porque la religión es esclavitud”. Robert G. Ingersoll (1833-1899)

Continuación de “El secreto del cristianismo. Parte 1”

(…)

Ahora, todos hemos oído hablar del final de los tiempos y del fin del mundo. A partir de las representaciones de los ilustradores en el libro de la revelación, la fuente principal de esta idea es Mateo 28:20, donde Jesús dice: “Estaré incluso hasta el final del mundo”. Sin embargo, la versión del rey James, “mundo”, es una mala traducción entre muchas malas traducciones que hay en la Biblia. La palabra verdadera que está usando es “aeon”, que significa “era”. O sea, “estaré contigo incluso hasta el final de la Era”, lo que es verdad, pues la personificación solar de Piscis de Jesús terminará cuando el Sol entre en la Era de Acuario. En su total concepto del fin de los tiempos y el fin del mundo es una alegoría astrológica
malinterpretada. Digamos esto a los aproximadamente 100 millones de personas en América que creen que el final del mundo viene.

El símbolo de Jesús, además de ser un híbrido literario y astrológico, es más explícitamente un plagio del Dios-Sol egipcio Horus. Por ejemplo, grabado hace aproximadamente 3500 años, en las paredes del templo de Luxor en Egipto, son las imágenes de la proclamación, la inmaculada concepción, el nacimiento y la adoración de Horus. Las imágenes comienzan con el pensamiento de la anunciación que la virgen Isis concebirá a Horus, luego Nef, el fantasma sagrado que deja preñada a la virgen, y luego el nacimiento virginal y la adoración. Esta es exactamente la historia de la concepción milagrosa de Jesús. De hecho, las similitudes entre la religión cristiana y la egipcia son mucho más numerosas de lo que podríamos imaginar.

Y el plagio es continuo. La historia de Noé y su arca, es tomada exactamente de la antigüedad. El concepto de una gran inundación es generalizado en todo el mundo antiguo, con más de 200 diversas citas en diversos períodos y épocas. Sin embargo, uno no necesita mirar tan lejos al origen pre-cristiano que la epopeya de Gilgamesh, escrito en 2600 a.n.e. Esta historia habla de una gran inundación ordenada por Dios, un arca con animales salvados sobre él, e incluso el lanzamiento y regreso de una paloma, llevados a cabo en común con la historia bíblica, entre muchas otras semejanzas.

Y luego hay una historia plagiada de Moisés. Sobre el nacimiento de Moisés, dicho es que fue puesto en una canasta de caramillo y puesta a la deriva en un río para evitar el infanticidio. Después fue rescatado por una hija de reyes y criado por ella como un príncipe. Esta historia fue sacada directamente del mito de Sargón de Akkad, de alrededor del 2250 a.n.e. Además, Moisés es conocido como el donante de la ley, de los 10 mandamientos, la ley Mosaica. Sin mebargo, la idea de una ley que es traspasada por Dios a un profeta sobre una montaña es también un logo muy viejo. En India, Manou fue el gran donante de la ley. En Creta, Minos subió al monte Dicta, donde Zeus le dio las leyes sagradas. Mientras en Egipto estaba Mises, quien llevó tabletas de piedra y sobre ellas las leyes de dios.

Y hasta los 10 mandamientos fueron tomados francamente del hechizo 125 del libro egipcio de los muertos. Es lo que el libro de los muertos expresó, “no he robado”, se convirtió en “no robarás”, o “no he matado” en “no matarás”, etc. A decir verdad, la religión egipcia es probablemente la base fundamental de los principios de la teología judeo-cristiana. Bautismo, vida después de la muerte, sentencia definitiva, el alumbramiento virginal y la resurrección, la
crucifixión, el arca de la alianza, la circuncisión, los salvadores, la sagrada comunión, la gran inundación, pascua, navidad, todos son atributos de las ideas egipcias.

San Justino (100-165 d.n.e.), uno de los primeros historiadores del Cristianismo y defensor, escribió: “Cuando decimos que él, Jesús Cristo, nuestro maestro, fue concebido sin la unión sexual, fue crucificado, murió y se levantó otra vez, y subido al cielo, no exponemos nada diferente de lo que usted cree referente a los que usted estima referente a los hijos de Júpiter”. O sea que lo que quiso decir fue que aceptar que era nacido de una virgen es lo mismo que se cree acerca de Perseo. Es obvio que Justino y los otros primeros cristiano conocían cuan similar era el cristianismo con las religiones paganas. Sin embargo, Justino tenía una solución. En lo que a él se refería, el diablo lo hizo. El diablo tenía la previsión de
anteponerse a Cristo, y creó estas características en el mundo pagano.

La Biblia no es más que un libro híbrido de literatura
astro-teológica, como casi todos los mitos religiosos antes que ella. A decir verdad, el aspecto de transferencia de un atributo de un personaje a un nuevo personaje se puede encontrar dentro del mismo libro. En el Viejo Testamento está la historia de José. José era un prototipo para Jesús (del Nuevo Testamento). Ambos nacieron de un parto milagroso. José tenía 12 hermanos, Jesús 12 discípulos; José fue vendido por 20 piezas de plata, Jesús por 30. El hermano “Judah” sugiere la venta de José, el discípulo “Judas” sugiera la venta de Jesús. Ambos empezaron su ministerio a los 30 años de edad.

Pero hay alguna evidencia histórica real que hable sobre la existencia de Jesús de Nazaret. Hay numerosos historiadores que vivieron en los alrededores del Mediterráneo, ya sea durante, o poco después de la presunta vida de Jesús. ¿Cuántos de ellos documentan a esta figura? Ninguno. Sin embargo, en honor a la verdad, eso no quiere decir que los defensores del histórico Jesús no hayan reclamado lo contrario. Plinio el joven, Suetonius y Tácito son los tres primeros. Cada una de sus anotaciones consta de solamente algunas frases, en el mejor de los casos solamente hacen referencia a los Cristos o al Cristo, que no es un nombre, sino un título y significa “El Ungido”. El cuarto origen es Josephus, y esta fuente ha sido demostrada ser una falsificación durante cientos de años; tristemente, todavía es situada como la verdad.

Usted pensaría que un tipo que resucitó de entre los muertos y ascendió al Cielo para que todo los ojos lo presenciasen, que llevó a cabo muchos milagros aclamados y él, habría logrado entrar en el registro histórico. Pues no lo hizo, porque una vez que sopesamos las evidencias hay altas probabilidades de que la figura conocida como Jesús, ni siquiera existió.

“La religión cristiana es una parodia de la adoración al Sol, en el cual pusieron a un hombre llamado Cristo en el lugar del Sol, y le pagaron la adoración originalmente pagada al Sol”. Thomas Paine (1737-1809)

No queremos ser desagradables, pero queremos ser factuales. No queremos lastimar sentimientos, pero queremos estar académicamente en lo correcto, en lo que entendemos y sabemos que es cierto. El cristianismo apenas se basa en la verdad. Descubrimos que el cristianismo fue nada más que una historia romana políticamente desarrollada.

La realidad es que Jesús era la deidad solar de la secta Gnóstica Cristiana. De la misma forma que todos los dioses paganos, era una figura mítica. Y fue el establishment político quien la impuso como verdadera para hacerse con el control de los fieles.

En el 325 d.n.e en Roma, el emperador Constantino convocó el Consejo de Nicea. Fue durante esta reunión que las doctrinas cristianas políticamente motivadas fueron establecidas. Y así empezó una larga historia del derramamiento de sangre de cristianos y el fraude espiritual. Y durante los próximos 1600 años el Vaticano mantuvo un dominio político sobre toda Europa, conduciendo a los períodos felices tales conocidos como las edades oscuras, al mismo tiempo que los eventos instructivos como las Cruzadas y la Inquisición.

La cristiandad, junto con todos los demás sistemas teístas de creencia, es el fraude de la era. Esto sirvió para separar las especies del mundo natural e igualmente el uno del otro. Respalda la sumisión ciega a la autoridad.

Reduce la responsabilidad humana al efecto de que “dios” lo controla todo y los crímenes a su vez horribles pueden ser justificados en nombre de la búsqueda divina. Y aún más importante, otorga poderes a aquellos que saben la verdad pero usan el mito para manipular y controlar sociedades. El mito religioso es el más poderoso dispositivo jamás creado y sirve como el suelo psicológico que contribuye a que otros mitos emerjan.

Cuanto más empiezas a investigar, lo que pensamos que entendemos, de dónde venimos, y lo que pensamos que estamos haciendo empiezas a ver que nos han mentido. Hemos sido engañados por cada institución.

¿Qué te hace pensar por un minuto que las instituciones religiosas sean las únicas que nunca se les ha tocado? Las instituciones religiosas de este mundo están en el fondo de la suciedad. Las instituciones religiosas de este mundo han sido creadas por las mismas personas quienes te han dado tu gobierno, tu educación corrompida, quienes te imponen sus agrupaciones bancarias. Porque a nuestros dirigentes no les importa un bledo, ni tú, ni tu familia. Todo lo que les importa es lo que siempre les ha importado, es decir, el control de todo el maldito mundo.

“Porque debo de decirles la verdad, porque debo decirte la verdad. Ellos deben encontrar dificultad… aquellos que han tomado la autoridad como la verdad, en vez de la verdad como la autoridad”. G. Massey, egiptólogo

Nos han alejado de La Verdad y la presencia divina en el universo que los hombres han llamado “Dios”. No sé lo que es Dios, pero sí sé lo que no es, y al menos que no estés preparado para ver la verdad completa, a donde quiera que vaya, a cualquiera que te guíe, si quieres mirar a otro lado, o si quieres quedarte con lo que estás más cómodo entonces en algún punto descubrirás que te estás metiendo en un lío con la justicia divina. Cuanto más te educas, más entiendes de dónde vienen las cosas y más obvias se vuelven y empiezas a ver mentiras en todos lados. Tienes que conocer la verdad e investigar la verdad, y la verdad te hará libre.

(Tomado del documental ZEITGEIST)

LEER PRIMERA PARTE:

http://bajolaestrella.webnode.es/products/el-secreto-del-cristianismo-parte-1/

El secreto del cristianismo. Parte 1

Los últimos 2 mil años de la historia de la humanidad han estado fuertemente influenciados en el mundo occidental por la religión cristiana. Sus principios y valores se pregonan como verdades últimas, teniendo como sustento una larga historia muy bien detallada en su libro sagrado, La Biblia. Pero, ¿de dónde sale esta religión que, en comparación a la historia del hombre, es apenas reciente? ¿Cuánta legitimidad hay en ella? Aquí les dejo con la primera parte de algunos fragmentos del documental “Zeitgeist” que he trascripto para ustedes con el objetivo de acercarnos a la interesante investigación que allí se hace y podamos debatir luego.

Contemplemos al Sol. Desde hace 10 mil años antes de Cristo la historia está llena de esculturas y escrituras que reflejan el respeto y la adoración de las personas por este objeto. Y es fácil de entender el por qué, visto que cada mañana el Sol surge, llenando con su luz, el calor y la seguridad, al hombre salvado del frío, de la oscuridad, y de las tinieblas pobladas de predadores de la noche. Sin él las antiguas culturas entendieron que las cosechas no crecerían, y la vida sobre el planeta no sobreviviría.

Estas realidades han hecho del Sol el objeto más adorado de todos los tiempos. Del mismo modo, también fueron conscientes de las estrellas. El estudio de las estrellas les permitió reconocer y anticipar acontecimientos que ocurrieron sobre largos períodos de tiempo, como los eclipses y las lunas llenas. Catalogaron grupos celestes que hoy conocemos como constelaciones.

Reparemos por un instante en la Cruz del Zodíaco, una de las imágenes conceptuales más antiguas en la historia humana. Representa el transcurso figurativo del Sol por las 12 constelaciones mayores en el curso de un año. También muestra los 12 meses del año, las 4 estaciones, así como los solsticios y equinoccios.

El término zodíaco se debe al hecho de que las constelaciones fueron antromorfizadas o personificadas, como figuras o animales. En otras palabras, las antiguas civilizaciones no se limitaron solamente a seguir el Sol y las estrellas, ellos personificaron con mitos elaborados que reflejaron sus movimientos y relaciones.

El Sol, con sus cualidades de portador de vida y salvador de la vida fue representado como representante del invisible creador o Dios. También fue conocido como Dios Sol, La Luz del Mundo, El Salvador de la Humanidad.

Del mismo modo, las 12 constelaciones representaron los sitios que el Dios Sol visitó y fueron identificados por nombres generalmente representando elementos de la naturaleza que ocurrieron durante aquel período del año. Por ejemplo, Acuario, el portador de agua, que traía la lluvias primaverales.

Este es Horus. Él es el dios del Sol de Egipto alrededor del año 3 mil antes de Cristo. Es el Sol antromorfizado, y su vida, como una serie de alegorías mitológicas que tienen que ver con los movimientos en el cielo. Gracias a los antiguos jeroglíficos egipcios, sabemos mucho sobre este mesías solar. Por ejemplo, Horus, significando el Sol o La Luz, tuvo un enemigo conocido como Seth; y Seth fue personificación de la oscuridad y la noche. Y metafóricamente hablando, cada mañana Horus ganaba la batalla contra Seth, mientras por la tarde, Seth vencía a Horus, mandándolo al mundo subterráneo.

Es importante notar que “oscuridad contra luz” o “bueno contra malo” ha sido una de las dualidades mitológicas más conocidas y difundidas hoy en día de muchos modos.

Hablando en general, la historia de Horus es como sigue: Horus nació el 25 de diciembre de la virgen Isis Maria. Su nacimiento fue acompañado por una estrella del Este, que a su vez, tres reyes siguieron para encontrar y adorar al nuevo salvador. A la edad de 12 años fue un niño prodigio que era maestro, y a los 30 fue bautizado por una figura conocido como Anup, y así comenzó su ministerio. Hotus tuvo 12 discípulos que viajaron con él, haciendo milagros como curar a los enfermos y caminar sobre el agua. Horus fue conocido por muchos nombre como “La Verdad”, “La Luz”, “El sagrado hijo de Dios”, “El buen pastor”, “El cordero de Dios”, y muchos otros. Después de haber sido traicionado por Typhon, Horus fue crucificado, enterrado por 3 día después de los que resucitó.

Estos atributos de Horus (originales o no) parecen haber impregnado o permeado en muchas de las culturas en el mundo, puesto que aparecen en muchas otras divinidades generalmente con la misma estructura mitológica.

Veamos algunos ejemplos:

Attis, de Frigia (Grecia), nacido de la virgen Nana, el 25 de diciembre, crucificado, puesto en una tumba, y después de 3 días resucitó.

Krishna, de la India, nacido de la virgen Devaki, con una estrella del Este señalando su llegada, hizo milagros con sus discípulos, y a su muerte fue resucitado.

Dionisio, de Grecia, nacido de una virgen el 25 de diciembre, fue un maestro viajero que hacía milagros como transformar el agua en vino. Fue llamado “Rey de Reyes”, “El único hijo de dios”, “El alfa y la omega”, y muchos otros, y a su muerte fue resucitado.

Mithra, de Persia, nacido por una virgen el 25 de diciembre, tuvo 12 discípulos e hizo milagros, y a su muerte fue enterrado por 3 días para resucitar, también fue llamado como “La Verdad”, “La Luz”, y muchos otros. Es interesante que el día sagrado dedicado a Mithra fuese el domingo.

El hecho es que ha habido numerosos salvadors, en diferentes períodos:

Chrishna de Indostán, Budha Sakia de la India, Salivahana de Bermuda, Zulis o Zhule, así como Osiris y Horus de Egipto, Odín en
Escandinavia, Crite de Caldea, Zoroastro y Mithra de Persia, Baal y Taut de Phoenecia, Indra del Tíbet, Bali de Afganistán, Jao de Nepal, Thammuz de Siria, Attis de Frigia, Quxalcote de México, Adonis de la virgen Io de Grecia, Prometeo del Cáucaso, etc. Y todos ellos tienen las mismas características.

La pregunta que queda es: ¿por qué estas características, por qué nacidos de una virgen el 25 de diciembre? ¿por qué muertos durante 3 días e inevitablemente resucitados? ¿por qué 12 discípulos?

Para descubrirlo, examinemos al más reciente de los mesías solares:

Jesús Cristos, nacido por la virgen María el 25 de diciembre en Bethlehén, su nacimiento fue anunciado por una estrella en el Este que 3 reyes siguieron para encontrar y adorar al nuevo salvador. Fue un niño-maestro a la edad de 12 años, a los 30 fue bautizado por Juan el Bautista, y así empezó su ministerio. Jesús tuvo 12 discípulos con los que viajó haciendo milagros como curar a los enfermos, caminar sobre el agua, despertar a los muertos y también fue conocido como “Rey de reyes”, “Hijo de dios”, “Luz del mundo”, “El alfa y omega”, “El cordero de dios” y muchos otros. Después de haber sido traicionado por su discípulo Judas y vendido por 30 piezas de plata fue crucificado, puesto en una tumba y después de 3 días resucitó y ascendió al cielo.

Por encima de todo, la secuencia del nacimiento es completamente astrológica.

La estrella del Este es Sirio, la estrella más luminosa del cielo nocturno, que, el 24 de diciembre se alinea con las 3 estrellas más brillantes del Cinturón de Orión. Estas 3 estrellas son llamadas hoy como vinieron llamándose desde la antigüedad: “Los Tres Reyes”. Así, los Tres Reyes y las estrella más luminosa, Sirio, todas apuntan al lugar en que el Sol sale el 25 de diciembre. Este es el porqué los Tres Reyes “siguen” la estrella del Este, con el objetivo de encontrar el lugar del Sol naciente, el nacimiento del Sol.

La virgen María es la constelación Virgo, también conocida como Virgo la virgen. Virgo en latín significa virgen. El antiguo símbolo de Virgo es la “M” modificada. Esta es la razón por la que María junto a las otras madres vírgenes, como Myrra, la madre de Adonis, o Maya, la madre de Buda, empiezan con “M”. Virgo también es a veces llamada como “la casa del pan”, y la representación de Virgo es una virgen con un haz de trigo. Esta Casa del Pan y el símbolo del trigo representan Agosto y Septiembre, el tiempo de las cosechas. Bethlehén (Belén), además, se traduce literalmente como “Casa del Pan”. Belén es, por lo tanto, una referencia a la constelación Virgo, un lugar en el cielo y no sobre la Tierra.

Hay otro fenómeno muy interesante que ocurre el 25 de diciembre, el solsticio de invierno. Del solsticio veraniego al invernal los días se vuelven cada vez más cortos y fríos. Desde la perspectiva del hemisferio Norte, el Sol semeja moverse hacia el Sur, volviéndose cada vez más pequeño. Al acortarse los días y el fin de las cosechas, a la llegada del solsticio invernal, simbolizado por nuestros antepasado como el proceso de la muerte. Fue la muerte del Sol. Antes del 22 de diciembre, la muerte del Sol fue observada completamente, y puesto que el Sol se mueve hacia el Sur continuamente por 6 meses también es el día en que se encuentra en el punto más bajo en el cielo. Ahora, ocurre una cosa extraña: el Sol para de moverse hacia el Sur, al menos por lo que se puede percibir, 3 días (22, 23 y 24 de diciembre). Durante estos 3 días de pausa, el Sol reside en las vecindades de la constelación conocida como la Cruz del Sur. Después de este tiempo, el 25 de diciembre, el Sol se mueve un grado, esta vez hacia el Norte, llevando consigo días más largos, el calor y la primavera. Por lo tanto, se dice que el Sol ha muerto sobre la Cruz, ha quedado muerto por 3 días y ha resucitado o vuelto a nacer. Esta es la razón por la que Jesús y otros tantos dioses del Sol comparten la crucifixión, la muerte por 3 días y el concepto de resurrección. Es el período de transición después de que el Sol cambia de dirección hacia el hemisferio Norte del planeta, llevando la primavera, y pues, la salvación.

En todo caso, no celebraron la resurrección del Sol si no hasta el equinoccio de primavera o Pascua. Esto es debido al hecho de que en el equinoccio de primavera oficialmente el Sol derrota a las fuerzas de las tinieblas, y el día se vuelve por tanto más largo en duración que la noche y las condiciones revitalizantes de la primavera surgen.

Ahora, probablemente lo más obvio de todo, el simbolismo astrológico alrededor de Jesús concierne a los 12 discípulos. Son sencillamente las 12 constelaciones del Zodíaco, con lo que Jesús, siendo el Sol, viaja acompañado de ellas. De hecho, el número 12 es repetido muchas veces en toda la Biblia: 12 tribus de Israel, 12 hermanos de José, 12 jueces de Israel, 12 grandes patriarcas, 12 profetas, 12 reyes de Israel, 12 príncipes de Israel, etc. La Biblia tiene mucho más que ver con la astrología que con cualquier otra cosa. (…)

Leer más y ver imágenes en:

http://bajolaestrella.webnode.es/products/el-secreto-del-cristianismo-parte-1/

Andrey V. Ruslanov

Todos a emigrar!

La crisis migratoria que vive Europa supone hoy un reto para toda la especie humana, en especial para las naciones de este continente, quienes no vivían una situación semejante desde la II Guerra Mundial.

Sin embargo, ¿se ha preguntado esta prensa sensacionalista, que solo sabe poner fotos dramáticas, cuáles son las causas reales de este conflicto? Pues no, y pienso que nunca lo harán porque no les interesa.

Los grandes medios de comunicación, dados a especular con el morbo que les produce vender a buen precio las fotografías que más muestren las desgracias ajenas, han vuelto esta tragedia una forma más de vender el “sueño europeo” al estilo del “sueño americano”.

Si miramos ligeramente las estadísticas podemos apreciar que la mayoría de estos emigrantes son personas desplazadas por los conflictos militares que acontecen en el Medio Oriente y las regiones más pobres de África. entre ellos destaca Siria, en la cual se vive una guerra atroz desde hace varios años.

Los europeos suelen quejarse, tanto los gobiernos que deben hacer frente a este reto como los propios ciudadanos, en tanto muchos ven como perjudicial la llegada de estas personas. Pero nadie dice que son estos países ricos, miembros de la OTAN, los que han provocado justamente los conflictos bélicos que sufren los países desde donde huyen estos migrantes. ¿De qué se quejan entonces? Ha llegado el momento de que Europa pague por sus crímenes.

Las migraciones no se van a detener nunca, y mucho menos si ellos siguen instigando odio y guerra en cualquier rincón del mundo. Tal vez sea esta la causa que provoque, como mismo sucedió a Roma hace dos mil años, que el Imperio de hoy colapse, cuando los pobres de este planeta se avalanchen definitivamente sobre sus vitrinas y pongan fin a la desigualdad que tanto han alentado. Pues vayamos todos a emigrar y destruyamos con ello el orden de cosas que se nos ha impuesto. Démosles una cucharada de su propia medicina y conquistemos al mundo con sus propias armas para que después… pues después construyamos uno nuevo con las nuestras.

Leer más y ver FOTOS en:

http://bajolaestrella.webnode.es/products/todos-a-emigrar/

Crea tu propia web gratis: http://www.webnode.es

Andrey V. Ruslanov / 8.septiembre.2015

El sistema soy yo

En la retórica oficial y popular de EE.UU. es frecuente encontrarse el término “sistema” (o mejor, “El Sistema”) a la hora de referirse a la superestructura en que viven; es decir, el régimen político y económico desde donde parten todas las leyes, el convenio social, moral y el medio de reproducción social y simbólica en que la sociedad se reproduce.

Existen ciudadanos (y políticos) que “creen en el sistema”, otros “aborrecen al sistema”. Porque “el sistema ha funcionado durante mucho tiempo y aún lo sigue haciendo”, o porque “el sistema excluye y desampara a muchos y privilegia en demasía a otros”. Pero siempre, lo mismo unos que otros, se refieren a él con una connotación fetichista, como si se tratase de algo vivo, autónomo y que escapa del control de quienes lo habitan.

Sin embargo, el asunto se presenta de un modo más profundo.

Resulta ser que al mismo tiempo se crea la sensación de que todos son dueños, porque les queda claro que el principio en que se basa este parte del libre concurso de sus individuos en la frenética carrera por explotar sus potencialidades a fin de obtener cada cual la mayor cantidad de riquezas, y con ello, “naturalmente” contribuyen a todo el sistema. “El sistema funciona porque funciono yo, porque quiero vivir bien y tengo la libertad para hacerlo”, por tanto concluyen que el sistema es el individuo en particular.

En primera instancia de aquí nace el orgullo y la identificación por “El Sistema”, al cual cuidan y veneran. “Porque si el sistema está mal la culpa es mía, y como yo soy bueno, sé que puedo mejorar. Así, en el futuro El Sistema nos dará más”. Con esto podríamos argumentar los tantísimos casos particulares en que nos encontramos opiniones y acciones supuestamente paradójicas en la relación ciudadano-Estado, donde el primero apoya día a día de forma incondicional al segundo aunque no sea lo suficientemente retribuido.

En segundo lugar se percibe una ambigüedad o contradicción. Por un lado el individuo siente que no puede influir significativamente sobre El Sistema, visto como un todo (y principalmente en sus ideas rectoras y fundacionales); y al mismo tiempo percibe (y asume como real en algunos casos) el hecho de que puede actuar directamente relacionando con este.

Este segundo elemento se puede subdividir a su vez en otros más. Los más entusiastas piensan que con sus acciones podrán lograr lo que se proponen, si de cambios se trata. Los más pesimistas expresan su descontento y estado de nulidad frente a “El Sistema” que los aplasta y asfixia, frustrando todo intento de libertad y deseo de realización personal. En el medio de ambos se encuentran los más astutos, quienes se percatan de en qué consiste “el juego” y se aprovechan de las coyunturas para convertirse en los más poderosos dentro de la sociedad, ya sean políticos, empresarios o empleados.

Lo cierto es que la veneración del sistema ha traído consigo la eliminación de su cuestionamiento en el sentido más amplio. Para ello tomemos como ejemplo su Constitución. La carta magna de EE.UU. se mantiene intacta desde que la nación fuera fundada. Mientras que en los Estado-nación europeos son consideradas como simples pedazos de papel que pueden ser cambiados, aquí es el alma del proyecto país. A simple vista pudiera decirse que eso ha contribuido a la estabilidad del desarrollo sociopolítico, pero basta con adentrarse un poco más en la historia de la nación para darse cuenta que el Imperio que vemos hoy incumple con el proyecto presentado por los padres fundadores, al menos en su versión oficial. De este modo vemos como lo que en apariencia se muestra como un sistema autogestionario y libre del pecado de los ciudadanos políticos que quieran ultrajarlo no es más que una gran farsa que esconde el control directo de las élites que se encuentran en el poder.

A modo de reacción ante esto han existido distintas convulsiones sociales, desde simples protestas hasta grandes movimientos ciudadanos exigiendo cambios. Pero elemperador y su corte siempre han sabido mantener entretenido a su pueblo y aplacar sus aspiraciones revolucionarias. Ah! Porque revolucionarios fueron aquellos que lucharon por la independencia, los Padres Fundadores, pero nadie más! ¡Qué ni se le ocurra a alguien!

Esta historia me recuerda a la de la Iglesia Católica y sus dos mil años de colonialismo religioso. ¿Tanto tiempo durará también el imperio?

AndreyV. Ruslanov (Андрей В. Русланов)

01.09.2015

LEER MÁS EN: Bajo La Estrella official website

Un sitio web WordPress.com.

Subir ↑