Un relato de Andrey Viarens

Oh! Al fin llegó la primavera al pantano! Nunca pensé que así sería! Tantos meses de frío y hostil invierno… todo congelado, nada de comida y cada quien durmiendo en su propia cueva.

Cada año la misma espera, el mismo ciclo. ¿Acaso podré acostumbrarme algún día? ¿Por qué la naturaleza no puede ser misericordiosa y quedarse así de verde el año entero? Pero miren todos! ¿No es hermoso? ¿Por qué lo hermoso no puede ser eterno? ¿Por qué cada año la misma condena?

En fin, nadie parece querer discrepar. Nadie quiere ponerse de acuerdo conmigo. Todos son unos aburridos… Esperen! ¿Y dónde están todos? A estas alturas ya todos en el pantano pasean. ¿Por qué las gaviotas tienen tanto alboroto?

MIRA EL VIDEO DE ESTE RELATO AQUÍ:

Hey! Hey! Amigo pato ¿por qué te escondes? ¿Qué? ¿Qué hay qué? ¿Un virus? ¿Eso qué es? Bah! Cada año muere gente. ¿Qué más da?

Ven amigo pato. ¡Vamos a pasear juntos! Al fin es primavera! Cuántos meses hemos esperado! Mira que sol tan bueno, mira que aire tan delicioso! Es necesario pasear! Es saludable pasear, de lo contrario ¿con qué energías sobrevivirás al próximo invierno? Tanto tiempo encerrados en casa… y ahora me pides que siga en mi cueva?

No, no, amigo pato. Creo que has enloquecido! No pienso desperdiciar este tiempo maravilloso en una oscura cueva!

Yo sigo mi camino y me deleito con la maravilla del pantano. Ah! Qué lugar hermoso! Aquí todo es eternamente hermoso. ¿quién precisa de cambios? Los cambios son para los tontos, los que no ven nada de esta belleza.

El camino solitario, despejado como si fuera todo para mí….

Gaviotas! ¿Por qué gritan tanto? Ah! Ya sé! Es la alegría de la primavera! Sí, sí! Así es cada año. Es tiempo de comer mucho, de pasear (volar) y procrearse. Aquellas que no tengan su nido deberán construir el suyo. Aquellas que quieran volar al sur deberán alimentarse bien. ¿Cómo se puede hacer eso solo en casa? ¡Hay pato loco! Casi y me arruinas el día!

Hey! Hey, amigas gaviotas! ¿Cómo están? ¿Qué tal el día? Un hermoso Sol, verdad? Sí, pues yo aquí pasean…

¿Qué? No puedo entender si todas hablan a la vez! ¿Que ocurre qué? ¿Por qué pelean? ¿Acaso no hay comida suficiente para todas? ¿Qué sucede, amigas gaviotas?

Ay! Ay! Miren! Miren! Sus amigas han caído al agua! ¿Están muertas? Oh por dios! ¿Por qué? ¿Un virus? ¿Están enfermas?

Es una desgracia! Pobres gaviotas… ¿Cómo? ¿Qué no son solo las gaviotas? ¿Todos podemos enfermar? Pero, entonces por qué pelean tanto.

¿Cómo? ¿Que no todas se quieren quedar en casa? ¿Y ustedes? Ah! Ya comprendo. Intentan hacerles entender que deben permanecer en sus nidos. Ah! Pero amigas gaviotas, al final, todas ustedes estás revoloteando de un lado a otro de igual manera… Al final todas resultarán contagiadas…

¿Cómo es posible que les entiendan? Esperen, no se preocupen, iré en busca de ayuda.

¿Pero dónde está todos?

Ah! De este lado también hay muchas gaviotas. Iré a decirles que sus hermanas necesitan ayuda.

Hola! Amigas gaviotas! ¿Cómo están? ¿Por qué tanto revuelo? ¿De fiesta? ¿cómo que de fiesta? Sí, sí, ya veo que el sol es hermoso y el aire delicioso, pero….

Qué sí, que ya veo que la primavera ha llegado. Yo mismo salí hoy de casa para pasear y descansar…

Pero resulta que el pato me dijo…. ¿Que está loco? Bueno… yo también lo pensé… pero escuchen, vengo del otro lado del pantano y allí vi a muchas gaviotas muertas.

¿Mentira? ¿Cómo que mentira? Que yo mismo las he visto! Hay que ir a refugiarse en casa!

¿Cómo que no? Sí, ya sé que el sol es hermosos y el aire delicioso. Hay que comer y ganar fuerzas antes de que llegue el próximo invierno…. Pero el problema es que…

Ah! Todas gritando a la vez se me hace imposible… en defintiva,  ¿quién puede hacer caso de un simple humano? Ni siquiera pertenezco al pantano.

Ay ay ay! Qué desperdicio de primavera. Ay amigo pato…

Sí, es hermoso todo aquí fuera, pero quisiera ver más de esto aunque tenga que esperar otro invierno más. Mejor iré a despedirme de mi amigo el pato y pedirle disculpas.

Pato! Pato! ¿Dónde estás? Ya me voy a casa ¿Pato? ¿Dónde se metió?

Ay, ay, ay! Yo mejor me voy a casa.

Andrey Viarens