Como un deja vu nos volvemos a reunir en el bosque alrededor de una hoguera. Como un recuerdo de tiempos lejanos repetimos un ciclo que parece infinito. Esta vez la diferencia radica en la nieve. Ya no es siempre verde. Ahora nos rodea ese manto blanco y frío. Solo nos queda el fuego y la voluntad.

Sígueme en mi cuenta de Instagram para que veas fotos y textos como este todos los días.

Andrey Viarens