Vivir el otoño, tal y como ocurre al norte del mundo, sigue siendo una experiencia nueva para mí.
Ya no es la primera vez que veo a los árboles cubrirse de amarillo, naranja, rojo y violeta, sin embargo me deslumbro como la primera vez.


De un día para otro el verano nos dijo adiós y llegó el frío y viento otoñal.
Una semana después, el verde brillante de las hojas fue sustituido por una paleta de colores poco común para mis ojos.
Nacido y crecido en el eterno verano del Caribe, siempre ha estado acostumbrado a los árboles de hoja perenne.


Aquí, donde abundan los de hoja caduca, la maravilla del cambio de color acontece cada año sin falta.
Miro a mi alrededor y tengo la sensación de estar en un lugar completamente distinto.


Te regalo algunas postales de esta hermosa estación del año. Espero que las disfrutes.
¿Cómo se vive el otoño en tu país?

Si te gustaron las fotos, te invito a seguir mi perfil en Instagram.

Andrey Viarens