El lugar más visitado de toda la ciudad de Santa Clara es la Plaza y el Mausoleo de Ernesto Che Guevara. Para mí esta fue la excusa perfecta para permanecer por más tiempo en esta urbe y poder dedicarle más tiempo de recorrido al lugar donde descansa el Guerrillero Heroico.

IMG_0730.JPG

El conjunto escultórico fue inaugurado en 1988, pero no sería hasta el año 1997 cuando se creó el mausoleo para dar sepultura a los recién encontrados restos mortales del Che y otros tantos de sus compañeros de lucha.

El año 1997 conmocionó a todos los cubanos con la noticia de que al fin nuestros investigadores habían dado con el Che, asesinado por agentes de la CIA y escondidos los cuerpos en fosas comunes en un rincón perdido de Bolivia.

En esta plaza se consumó el gran homenaje y tributo que rindieron los cubanos a uno de sus mayores héroes. Y fue justamente Santa Clara la ciudad escogida para su descanso final porque aquí se protagonizó la importante batalla que hizo huir al dictador Fulgencio Batista en 1959. La toma de este enclave estratégico del régimen fue dirigida y encabezada por el propio Che Guevara.

IMG_0736.JPG

A unos kilómetros de aquí también podemos ver el Monumento al Asalto y Descarrilamiento del Tren Blindado. Este fue un duro golpe asestado por la Revolución contra la tiranía batistiana. Todo gracias al Che.

Pararse ante su tumba y guardar un minuto de silencio es el menor de los homenajes que podemos rendirle a este hombre que tanto hizo por nuestra libertad y la de otros tantos pueblos del mundo.

No presten atención a todas las mentiras que se dicen. Este hombre solo hizo algo en su vida: luchar por la libertad de los demás hombres. Este es el ejemplo de hombre nuevo, de aquel que nos enseñó cómo construir una mejor sociedad para todos.

Me alegro mucho de haber venido por fin hasta este mausoleo. Yo les invito a hacer lo mismo.

¡Síganme en mi blog de viajes! ¡Todavía me queda mucho por recorrer!

Más fotos en mi cuenta de Instagram

Andrey VR